martes, 10 de enero de 2012

EN RUMASA TAMBIEN INTERVINO EL QUE FUE DIRIGENTE DE UGT QUE MEDIÓ EN LOS ERES Y LLEGÓ A DECIR “tengo tanto dinero que no sé qué hacer con él”

Habla de Juan Lanzas, en su día, dirigente de UGT en Jaén y "conseguidor" en los EREs fraudulentos, pero lo mas grave es lo que pone en el artículo:
Fuentes internas de Nueva Rumasa aseguran a este diario que Lanzas repartía un porcentaje de sus comisiones con otras personas que intervenían en las operaciones, desde sindicalistas a cargos de la Junta “para engrasar la maquinaria”.

http://www.elconfidencial.com/economia/2012/01/10/el-comisionista-de-los-ere-falsos-cobro-tres-millones-de-euros-de-los-ruizmateos-90629/

LE PAGABAN EN BILLETES DE 500 PARA CONVENCER A LOS TRABAJADORES Y A LA JUNTA

El comisionista de los ERE falsos cobró tres millones de euros de los Ruiz-MateosEl comisionista de los ERE falsos cobró tres millones de euros de los Ruiz-Mateos

Javier Ruiz-Mateos Rivero, hijo del patriarca de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos (Efe).Javier Chicote  10/01/2012  (06:00h)

Los Ruiz-Mateos utilizaron los servicios de Juan Lanzas, el exsindicalista detenido por ser la pieza clave del caso de los ERE fraudulentos de Andalucía, para sacar adelante hasta cinco expedientes de regulación de empleo de sus empresas. Según la contabilidad interna del grupo de la abeja, a la que ha tenido acceso El Confidencial, Lanzas recibió pagos que llegaron a superar los 20.000 euros semanales en distintos periodos entre 2007 y 2010.
Además, todo apunta a que Lanzas cobraba en dinero negro, ya que se le entregaban en metálico sus enormes honorarios. El 3 de abril de 2008, A.E., contable de Nueva Rumasa, envió un correo electrónico a otros trabajadores dando instrucciones para una serie de pagos. Bajo el epígrafe “Sobres” aparece la inscripción “30.000,00 Juan Lanzas (en 500)”. El 19 de enero de 2007 el mismo contable envió otro correo a Javier Ruiz-Mateos, el hijo del clan encargado de las finanzas, con la siguiente pregunta: “Cuando tengamos los 25.000 de Juan Lanzas ¿qué hacemos con el dinero?”. Javier Ruiz-Mateos le contesta: “Hay que hablar con Miranda para ver cómo se lo hacemos llegar”. Miranda es otro empleado del grupo.
Unos días después, un nuevo mensaje informa de que “supuestamente vienen hoy a por el sobre de 25.000 euros de Juan Lanzas”. Seis días después, el citado contable informa a Javier Ruiz-Mateos: “Juan Lanzas se lleva sus 25.000 €”.
En otra ocasión el interlocutor de los contables es otro de los hijos de José María Ruiz-Mateos, Alfonso. Éste pregunta por las “cajas de Juan Lanzas” y ordena que “al menos una esté aquí mañana” para “darle 20.000 euros”. Los pagos al exsindicalista, que se colocaba a sí mismo, a sus familiares y a sus amistades en ERE de empresas en las que nunca habían trabajado, son tan numerosos que en la contabilidad interna, que recoge también los movimientos en dinero negro, tienen un epígrafe propio, aunque su casilla está oculta. 
El Confidencial ha rastreado decenas de apuntes contables con las comisiones que supuestamente cobraba Lanzas: en 2007 son 249.500 euros; otros 199.600 en 2008; 100.000 euros más en 2009 y 20.000 en 2010. Hacen un total de 569.100 euros y eso sólo en la documentación que ha podido comprobar este diario y que pasó por los empleados del grupo. Lanzas trabajaba para la familia de empresarios desde tiempo antes. Según el testimonio de un exdirectivo de Nueva Rumasa, las cantidades totales percibidas a lo largo de varios años son muy superiores: “La tarifa de Lanzas era de 600.000 euros por cada ERE que le encargaban y fueron cinco, tres millones de euros en total”.
Lanzas pasaba periódicamente por la sede central de los negocios de la familia, la mansión de Somosaguas, y recogía los sobres repletos de billetes de 500. El pago se pactaba fraccionado. El conseguidor andaluz no ha percibido los últimos importes debido al hundimiento del grupo. No obstante, según los testimonios recabados, muchos pagos los han podido realizar directamente las empresas, sin pasar por la caja de Somosaguas.
La especialidad de Lanzas, todo un embaucador hasta su detención hace justo un año, era convencer a los comités de empresa para que aceptaran las condiciones del ERE propuestas por la empresa, aunque también negociaba con la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía. Una de sus intermediaciones fue la de dos expedientes de empresas del Grupo Dhul. Después, los Ruiz-Mateos pidieron la relación de personas incluidas en el ERE porque sospechaban que Lanzas había incluido a su esposa, Patrocinio Serra, pese a no haber trabajado nunca en Dhul. También prestó sus servicios en expedientes de regulación de las bodegas Garvey y Zolio Ruiz Mateos S.A. y en una de las sociedades hoteleras del grupo.
Su esposa también fue detenida, ya que ambos percibieron 360.000 euros después de incluirse en el ERE de la textil malagueña Hitemasa, para la que tampoco habían trabajado nunca. Lanzas también fue el conseguidor del famoso ERE de Mercasevilla, el que hace saltar el escándalo. Llegó a confesar a un vecino tengo tanto dinero que no sé qué hacer con él”).
Tras su paso por la UGT, Lanzas creó una empresa en febrero de 2006, Maginae Solutions, cuyo objeto social es “El asesoramiento de empresas y entidades, de carácter público o privado, en el orden socio laboral (…) así como todo lo concerniente a gestión de recursos humanos”.
Según las fuentes consultadas, Lanzas pudo realizar otros servicios para los Ruiz-Mateos, relacionados con la consecución de subvenciones de La Junta de Andalucía para las fábricas del holding jerezano. Llama la atención que el sindicalista cobraba casi mensualmente, como si fuera una nómina, aunque sin pasar por Hacienda. Fuentes internas de Nueva Rumasa aseguran a este diario que Lanzas repartía un porcentaje de sus comisiones con otras personas que intervenían en las operaciones, desde sindicalistas a cargos de la Junta “para engrasar la maquinaria”.

Recordemos en este artículo de Febrero de 2011 esta historia de UGETISTAS, SOCIALISTAS, ESPOSAS Y HERMANAS relacionados con EREs fraudulentos. Cortijo en estado puro:

Juan Lanzas y su mujer se repartieron 360.000 euros del ERE de Hitemasa

La esposa del dirigente de UGT de Jaén y «conseguidor» en los ERE acudió ayer a la Policía como detenida

Día 11/02/2011 - 16.10h
Patrocinio Sierra García, esposa del dirigente de UGT de Jaén Juan Lanzas —que actuara como «conseguidor» de diversos ERE, especialmente en el de Mercasevilla—, compareció ayer ante la Policía Judicial en Sevilla en calidad de detenida por su relación con la presunta trama de cobro irregular de ERE gestionados por la Consejería de Empleo de la Junta. La detenida se acogió a su derecho de no declarar y retornó a su domicilio en Jaén, según fuentes del caso.
El matrimonio Lanzas aparece entre los beneficiarios del ERE de la firma malagueña Hitemasa —antigua Intelhorce—, a pesar de que nunca han trabajado en esta empresa. Según documentos a los que ha tenido acceso ABC, en la relación de beneficiarios de Hitemasa figura Juan Lanzas como receptor de 29,6 millones de pesetas —177.000 euros—, mientras que a su mujer se le asignan otros 29,5 millones de pesetas. En total, casi 60 millones de pesetas.
Por otra parte, la esposa de Lanzas es hermana de Ismael Sierra García, director de la empresa Maginae Solutions, que intermedió en el ERE de Mercasevilla de 2003, cobrando 63.800 euros por un informe que no aparece en la documentación oficial de la empresa municipal sevillana.
Más beneficiarios
Pero el matrimonio Lanzas no es el único beneficiario del ERE de Hitemasa que no guarda relación laboral alguna con la empresa. En el listado de dicho acuerdo figura también María José Martínez Elvira, esposa de Luis García de los Reyes, alto cargo de UGT y prejubilado a su vez de la empresa jiennense Cárnicas Molina. García de los reyes es amigo personal de Juan Lanzas y compañero en UGT de Jaén. Precisamente, su cargo actual es secretario de administración y organización de la Federación de Trabajadores Agroalimentarios (FTA-UGT), integrada por las federaciones de la Tierra y la de Alimentos, Bebidas y Tabaco, la cual fue dirigida en su día por el propio Juan Lanzas.
Según la relación del ERE de Hitemasa, a Martínez Elvira se le consignaron 18,1 millones de pesetas —109.000 euros—. Este periódico contactó ayer con María José Martínez Elvira, quien atribuyó a «un error» su inclusión en la relación del ERE de Hitemasa y se limitó a señalar que ya había aclarado esta circunstancia «donde corresponde», sin especificar si se refería a instancias policiales o judiciales.
Candidata del PSOE
Martínez Elvira, de 42 años, continúa trabajando en UGT de Jaén, concretamente en la organización de elecciones sindicales, y ha sido y una activa militante del PSOE. De hecho, concurrió en el octavo lugar de las listas socialistas a las elecciones municipales de 1999 en el municipio jienense de Torredonjimeno.
Junto al sindicalista Juan Lanzas, su mujer y la esposa de su amigo y compañero en UGT, en el listado de los beneficiados por el ERE aparece también —como ya adelantó ABC la pasada semana— el ex gobernador civil en Cádiz César Braña, ya fallecido. Braña fue director general de la empresa jiennense Cárnicas Molina, donde conoció a Juan Lanzas y el resto de integrantes de este grupo directivo de UGT en Jaén. Según el listado, Braña recibió 22,6 millones de pesetas —136.000 euros—. Asimismo, aparece otra persona, con apellidos Ruiz Pérez y presuntamente vinculado también con UGT, al que se le asigna 18,1 millones de pesetas —109.000 eros—. En total, estos cinco presumibles «intrusos» recibieron 118.111.989 pesetas —709.855 euros— de los fondos que la Consejería de Empleo destinó al ERE de la empresa textil Hitemasa, en el que también figuran 213 trabajadores que sí tenían relación laboral con la empresa
EPORTAJE: Los intrusos en los ERE

 

http://www.elpais.com/articulo/andalucia/Juan/Lanzas/embaucador/elpepuespand/20110212elpand_4/Tes

Juan Lanzas, el embaucador

El hombre clave en la trama estuvo incluido en varios ERE junto a su mujer

GINÉS DONAIRE - Jaén - 12/02/2011
Juan Lanzas, el hombre clave en la trama de los ERE, no ha hecho nunca ostentación de riqueza, pero hace poco no pudo contenerse y le confesó a un vecino: "Tengo tanto dinero que no sé lo que hacer con él". Su falta de discreción hizo que poco después esa conversación ya fuera la comidilla de su pueblo natal, Albanchez de Mágina (1.200 habitantes, Jaén), donde el exsindicalista de UGT, conocido como el conseguidor por su supuesta habilidad para lograr prejubilaciones fraudulentas, ha dejado también un rastro de sospechosas corruptelas.

"Tengo tanto dinero que no sé lo que hacer con él", le dijo a un vecino

Esta semana su mujer, Patrocinio Sierra, ha declarado como detenida ante la policía judicial. Lanzas ya fue detenido el pasado 13 de enero. Ambos percibieron grandes sumas de dinero tras ser incluidos en el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de Hitemasa, pese a que nunca trabajaron en la empresa malagueña.
En ese rastro de corruptelas en su pueblo, la cooperativa oleícola San Francisco, que Lanzas presidió durante más de una década hasta 2007, tiene interpuesta contra él una querella por presuntas irregularidades contables en su gestión. Se le acusa, por ejemplo, de pagar facturas de 4.000 euros para un atomizador del que nunca se supo, de facturar en concepto de vino ecológico -jamás llegó a producirse- y, lo que más le reprochan los olivareros, de vender el aceite muy caro y pagarlo a los socios más barato que nadie. El caso está a la espera de fecha de juicio. Antes los olivareros acudieron a la justicia porque el ex sindicalista se resistía a convocar elecciones.
Juan Lanzas apareció en la Federación de Alimentación de UGT en Jaén a mediados de los años ochenta y nadie acierta a saber cuál era su carta de presentación. "Apareció en el sindicato sin oficio ni beneficio", explicaba ayer un veterano sindicalista jiennense. Y desde muy pronto empezó a escalar apoyado en su verborrea y su capacidad para ganarse a los trabajadores de empresas en crisis. "Es, sobre todo, un embaucador, pero no es de fiar", comentaba un vecino de Albanchez.
A finales de los noventa, Lanzas participó en la negociación del ERE de Coosur, donde coincidió con Antonio Garrido Santoyo, que dimitió el pasado noviembre como miembro de la ejecutiva del PSOE de Baeza (Jaén) al aparecer su nombre en la lista de 41 prejubilados de Mercasevilla, donde él nunca trabajó. Después vendría el ERE de Cárnicas Molina, donde Lanzas tuvo que vérselas con César Braña -ex gobernador civil de Cádiz, ya fallecido- y al que la Junta -que había intervenido la empresa- encomendó la tarea de reflotar la cárnica.
Curiosamente, tanto Lanzas como Braña aparecen en la lista del ERE de la textil malagueña Hitemasa, donde ninguno trabajó. En el mismo listado está la sindicalista de UGT María José Martínez Elvira, esposa de la mano derecha de Lanzas en el sindicato, Luis García de los Reyes. Martínez, expulsada del PSOE de Torredonjimeno, está contratada por UGT como organizadora sindical, pero no por la Federación de Servicios.
Pero en Molina hubo división de opiniones sobre la gestión sindical de Lanzas. De no ser así no se explican las pintadas que aparecieron en la fábrica: "Lanzas, te lo estás llevando calentito". Aún así, muchos trabajadores quisieron recurrir a él para negociar su recolocación en el grupo Dhul. Pero entonces Lanzas ya estaba fuera del sindicato, y había creado Maginae Solutions, la empresa que habría cobrado 123.000 euros por un informe para el ERE de Mercasevilla y que Lanzas gestionó junto a su cuñado, Ismael Sierra, ambos imputados en la trama.
Lanzas utilizó como sede el domicilio de sus padres en Albanchez, pero desde allí nunca operó ninguna sociedad. Y es que, como comentaba un antiguo compañero de sindicato, Lanzas tenía una habilidad especial: "Ganaba mucho en las distancias cortas, era un embaucador".