lunes, 24 de febrero de 2014

El 'fondo de reptiles' de la Junta de Andalucía becó de alumno 'fantasma' a un hombre de Díaz


El 'fondo de reptiles' de la Junta de Andalucía becó de alumno 'fantasma' a un hombre de Díaz

  • Carmelo Gómez dice que no lo cursó, pese a constar la matrícula y la retirada del título


José Caballos, Susana Díaz y Carmelo Gómez, en el último congreso del PSOE de Sevilla. CONCHITINA

El parlamentario andaluz Carmelo Gómez, miembro de la Ejecutiva del PSOE-A que dirige Susana Díaz, figura como alumno fantasma en un curso de experto universitario que se sufragó con cargo al fondo de reptiles y que la Junta ya ha declarado nulo.

El diputado socialista asegura que él no ha realizado el curso, pero en el registro oficial de la Universidad de Sevilla consta que una persona llamada exactamente igual que él y con su mismo NIF no sólo se matriculó, sino que retiró el título a la conclusión. Así ha justificado la Hispalense la ayuda ante la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo.

30.000 euros de subvención

El 20 de septiembre de 2007, el director general de Trabajo y Seguridad Social, Javier Guerrero, concedió una subvención de 30.000 euros a la Universidad de Sevilla para el desarrollo de la segunda edición del Máster Universitario en Gestión Integrada de Asociaciones sin Ánimo de Lucro: Fundaciones y ONG, que se impartió durante el curso 2007/2008. Los fondos públicos se destinaron a becar las matrículas de 23 de los 24 alumnos inscritos.

Según figura en la documentación oficial, Carmelo Gómez aparece entre los cinco alumnos de la modalidad de experto, y su matrícula -con un coste de 1.425 euros- consta como becada al «100%».
Gómez:«

El que diga que yo he estado en ese curso miente»
La Junta reclama el dinero de la ayuda a la Hispalense tras declararla nula
A preguntas de este periódico, el parlamentario y secretario de Formación y Nuevos Afiliados del PSOE andaluz dijo no tener «ni idea» de por qué aparece su nombre como alumno de este curso. «Físicamente, no he estado nunca en este curso. El que diga lo contrario, miente», aseguró.
Gómez añadió que, de haber obtenido esa titulación de rango universitario, lo habría hecho constar en su currículum profesional. «No vas a encontrarte ese curso nunca en mi currículum», subrayó.
La Universidad de Sevilla ha confirmado que Carmelo Gómez Domínguez -que entonces trabajaba en la Sociedad de Informática Provincial (Inpro), dependiente de la Diputación sevillana- consta como «matriculado» en dicho curso.

'No he autorizado a nadie'

Según los datos facilitados por la Hispalense, el título correspondiente se expidió el 10 de noviembre de 2008 y fue recogido el 3 de diciembre de aquel año. «Alguien lo habrá retirado en mi nombre, porque yo no he autorizado a nadie», sostiene Gómez.
En la documentación oficial, junto al nombre del alumno aparece el NIF, coincidente con el del parlamentario socialista y miembro de la Ejecutiva que lidera Susana Díaz. Queda así descartada la posibilidad de que se tratara de dos personas con los mismos nombres y apellidos.
La Universidad de Sevilla ha detallado que la concesión de la ayuda por parte de la Consejería de Empleo fue en «respuesta a una petición personal del profesor Francisco José González Domínguez», -del departamento de marketing y director del propio curso-, quien solicitó el dinero «para emplearlo de forma preferente en ayudas a la matriculación de alumnos».
González dijo a este diario desconocer si Carmelo Gómez fue o no su alumno. «Yo no gestiono las matrículas, para eso hay una Secretaría. Mi único cometido en los cursos es la ordenación y los contenidos académicos. Si yo tuviese que estar pendiente de las matrículas de mis alumnos andábamos listos», afirmó.

La investigación

Respecto a cómo sabía que existían estas subvenciones en la Consejería de Empleo o si éstas se repartían de forma discrecional y sin publicarse en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía -como ha revelado la instrucción que dirige desde hace más de tres años la juez Mercedes Alaya-, el profesor argumentó que las líneas de ayudas «se publican continuamente» en todas las consejerías. «Es una cosa clara y abierta», dijo.
La ayuda de 30.000 euros concedida a la Universidad de Sevilla por la Dirección General de Trabajo y Seguridad Social es una de las ya declaradas nulas por la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, tras el procedimiento de revisión de oficio que puso en marcha después de estallar el escándalo de los ERE. Tras la declaración de nulidad, la Junta puso en marcha el procedimiento para que la Hispalense devuelva los 30.000 euros. Según informó un portavoz, la institución académica presentó el pasado 29 de noviembre un recurso de reposición ante el consejero de Economía.
«La Universidad de Sevilla entiende que, de haberse producido alguna irregularidad o anomalía en esta subvención, fue en todo caso en el procedimiento de concesión de la ayuda y en modo alguno en la gestión de los fondos recibidos de la Junta», señaló

http://www.elmundo.es/andalucia/2014/02/23/53096cece2704ebc7a8b457b.html