martes, 18 de marzo de 2014

EL ASQUEROSO DERROCHE SOCIATA: 1.6 MILLONES BLINDADOS POR QUINCE AÑOS

La Junta dice que se 'abochorna' de la gestión de la Faffe

  • El consejero de Economía considera "impresentable" el alquiler blindado de una sede

  • El contrato lo firmó el socialista Fernando Villén Rueda

José Sánchez Maldonado, en la rueda de prensa posterior al Consejo...
José Sánchez Maldonado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. CONCHITINA

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta, el socialista José Sánchez Maldonado, ha calificado esta tarde de "impresentable" que la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), que dirigía el socialista Fernando Villén Rueda y que ahora es de su competencia, comprometiera 1,4 millones de euros en un contrato de alquiler blindado de 15 años de duración apenas cinco meses antes de la disolución del propio ente.
"Esto sí que me produce auténtica consternación y bochorno; lo increíble es que haya ocurrido", ha reconocido expresamente tras ser preguntado en rueda de prensa por la noticia adelantada este fin de semana por EL MUNDO. "Es muchísimo más impresentable que lo del Gobierno", ha insistido en alusión al conflicto legal surgido con la Administración central por el proyecto de reapertura de la mina de Aznalcóllar.
Sánchez Maldonado se refería al contrato firmado el 11 de febrero de 2010 por Fernando Villén, director general de la Faffe durante los ocho años de vida de la fundación, con una empresa de Jerez de la Frontera propietaria de tres naves industriales en las que había ocho aulas y una oficina, además de servicios y zonas comunes, con una superficie total de 1.253,15 metros cuadrados.
Villén Rueda, que compatibilizó su cargo en la Faffe con el de secretario de Empleo de la Ejecutiva regional del PSOE andaluz, y el empresario firman un contrato en el que pactan el arrendamiento de las naves "por espacio de quince años a un precio de 8.000 euros mensuales". En total, 1,4 millones de euros.
El alquiler está blindado y así queda recogido en la primera estipulación. "Siendo el plazo de obligado cumplimiento, habiendo convenido expresamente que para el caso de desistimiento de la entidad arrendataria antes del tiempo establecido, habrá de abonar a la parte arrendadora la totalidad de las mensualidades pendientes de vencimiento, no siendo de aplicación lo establecido en la Ley de Arrendamientos Urbanos", mucho más ventajosa para las arcas de la Junta, ya que tan sólo prevé indemnizar con una mensualidad por año que falte para la finalización del contrato.
Esta cláusula es idéntica a la que se recoge en un contrato de alquiler que firmó la Faffe con otra empresa propietaria de una nave en el municipio gaditano de Alcalá de los Gazules, donde también iba a impartir cursos. El titular del Juzgado de Primera Instancia 24 de Sevilla ha condenado al SAE a abonar 160.000 euros a la propietaria de la nave por romper el contrato antes de que finalizara.