jueves, 10 de abril de 2014

Los ERES financiaron un partido de ultraderecha.



El Cortijo se mantiene con el miedo a la derecha, y nos sale con esto...

Aprendices de brujo que amamantan monstruos ha habido muchos, desde el Frente Nacional  alimentado por Mitterrand para contrarrestar a la derecha civilizada francesa, Israel apoyando a Hamás para romper la hegemonia de la más laica OLP de Arafat o los USA armando con misiles Stinger a barbudos afganos cuando estos derribaban helicópteros soviéticos. Reagan los llamó "luchadores de la libertad".

Al final los monstruos crecen y se comen a sus amas de cría. Pero eso es hablar en un espacio temporal excesivo para los políticos.

Nos desayunamos con la noticia de que el dinero de los parados, que tan irresponsablemente gastaron los sociatas en mil concheveos para desvergonzados...nutren a un grupo ultra.

Repito: si no entiendo mal la noticia, 18.000 pavos para los de la extrema derecha del dinero de los paraos andaluces, gracias a la gestión del concejal sociata de turno. 

Entremedio, la chiquilla de Viera y los billetes que su papá les pasó a sus empleadores en forma de subvención. Nada que reprocharle: si lo hace Chaves hasta el ultimo tio con carné del capullo en la mano y cierto poder para arrimar el caudal de billetes públicos está legitimado a hacerlo, ¿verdad? 

Cosas de la política mugrosa de los sociatas de pueblo con manejo de la chequera pública. Por cierto, el concejal sociata militó en este siglo en el citado grupo y parece que al PSOE le cabe eso y hasta "er mani" empanao..

Mientras, los sociatas no dejan de repetir: "la derecha franquista, que viene la derecha franquista!!!" 

Mas morro imposible.

Aqui un video de un simpatizante del partido al que los sociatas de la Sierra Norte generosamente subvencionaron, por si alguien quiere cambiar su carnét del PSOE por el de Alternativa Española. Total, si un concejal puede ir en un sentido y hasta maneja hierros públicos, se podrá ir en el contrario ¿no? 18.000 pavos de los paraos lo refrendan.



Los ERE financiaron a un partido de ultraderecha para «perjudicar» al PP

Día 10/04/2014 - 07.58h

Rosendo, el exconcejal socialista que montó el conglomerado societario de la Sierra Norte, sufragó el acto de presentación de Alternativa Española en 2004

El dinero repartido por la Junta de Andalucía durante una década mediante el fondo de los ERE no sólo sirvió para «favorecer a amigos, familiares y, en definitiva, círculos próximos del PSOE», como sostiene la juez instructora del caso, Mercedes Alaya. La pista del dinero defraudado conduce a los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) hasta un partido de extrema derecha, Alternativa Española (AES), que también se financió con la partida presupuestaria 31-L dirigida a los desempleados andaluces, según revela el último atestado del caso ERE. La iniciativa partió de José Enrique Rosendo, el exconcejal socialista de El Pedroso (Sevilla) que montó el entramado de sociedades más beneficiado con ayudas directas en la Sierra Norte de Sevilla, una comarca de apenas 30.000 habitantes.
Rosendo hizo en septiembre de 2004 una donación de 18.001 eurosa esta formación política heredera de Fuerza Nueva con las subvenciones concedidas por el exconsejero de Empleo y actual diputado en el Congreso José Antonio Viera a la empresa Marco de Estudios y Proyección Siglo XXI. En esta sociedad estuvo trabajando durante más de un año como relaciones públicas Sonia Viera, una hija del ex alto cargo e histórico dirigente del PSOE de Sevilla.
Con su generosa aportación, Rosendo, que militó en este partido de ultraderecha desde 2003 a 2005, ayudó a sufragar el acto de presentación de Alternativa Española en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid el 23 de octubre de 2004. Así lo cuenta a la Guardia Civil Dionisio Fermín Rodríguez Rodríguez, actual vicesecretario nacional de Comunicación de AES.
Este dirigente del partido sospecha que las generosas aportaciones de Rosendo al partido que dirige Rafael López-Diéguez —un yerno del fallecido referente de la ultraderecha española, Blas Piñar— no obedecían a un interés puramente altruista. Cuando los agentes le preguntaron por qué Rosendo acabó desvinculándose de AES, Rodríguez, que en 2004 era militante de base del partido, aseguró que el empresario de El Pedroso era en realidad «un submarino» procedente del PSOE (donde había echado los dientes políticos) que «pretendía apoyar al partido Alternativa Española para así perjudicar aterceros partidos políticos entre los que se encontraría el Partido Popular». Su revelador testimonio el 8 de marzo de 2012, al que ha tenido acceso ABC, forma parte del sumario del proceso de los ERE, que abarca ya 70.900 folios y unos 150 imputados.
AES nació en 2004 con la vocación de arrancar votos al PP por la derecha. Rosendo contribuyó a la «puesta de largo» de Alternativa Española en un acto que reunió a 1.600 personas en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid el sábado 23 de octubre de 2004. En el cónclave se escucharon duras críticas al PP y al PSOE. El presidente de Fuerza Nueva y heredero del franquismo durante la Transición, Blas Piñar, asumió la presidencia de honor de Alternativa Española hasta su fallecimiento el 28 de enero.