El servidor central de los juzgados de Sevilla está colapsado y no permite seguir grabando los documentos que escanean los distintos órganos judiciales, entre ellos los relativos al caso de los cursos de formación que tramita la juezMercedes Alaya y que suma dos millones de folios.

Fuentes judiciales han explicado a los periodistas que el servidor central está al máximo de su capacidad de archivo y que no admite más documentación. Los técnicos de informática consultados por los funcionarios judiciales les han respondido que la única solución es borrar archivos para poder introducir nueva información.

Este inconveniente con el servidor ha provocado que se paralice el trabajo de los dos funcionarios encargados de escanear los dos millones de folios que acumula la investigación de los cursos de formación, causa en la que se esperan otros tres millones de folios y en la que hay imputados dos exconsejeros andaluces, Ángel Ojeda y Antonio Fernández.

Los problemas en el servidor se producen un día después de que el juzgado que dirige Alaya se quejara ante la Junta y el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía de la necesidad de tres refuerzos de funcionarios por el cese de uno de ellos, la baja de otra funcionaria y la previsible baja por maternidad de otra trabajadora.