lunes, 8 de junio de 2015

SOCIATAS: Grupo México pagó comisiones en el concurso de Aznalcóllar



Grupo México pagó comisiones en el concurso de Aznalcóllar

  • La empresa Magtel, afín a la Junta, habría vendido sus influencias por 1,2 millones

  • El grupo cordobés recibió una comisión por 'servicios previos' tras ganar el concurso

Vista general de la corta Los Frailes, inundada, en el yacimiento de...
Vista general de la corta Los Frailes, inundada, en el yacimiento de Aznalcóllar. JESÚS MORÓN

     
  • Ver más
El grupo Magtel -al que un juzgado investiga por tráfico de influenciascon la Junta- recibió de Grupo México algo más de un millón de euros por sus «servicios» en el concurso de adjudicación de la mina de Aznalcóllar, que el gobierno de Susana Díaz le acabó otorgando en un procedimiento que fue paralizado precisamente por las sospechas de amaño. La adjudicación a Magtel -teóricamente asociada con la multinacional mexicana- la llevó a cabo la Junta «sin el más mínimo rigor», según la magistrada Patricia Fernández.
El supuesto trato de favor a Magtel por parte de la Junta sería en realidad, según la documentación que maneja el Juzgado de Instrucción 3 de Sevilla, una intermediación a favor de Grupo México por el que esta compañía minera habría pagado a Magtel.
De hecho, entre los documentos que la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Junta ha enviado al juzgado a petición de la juez está una factura emitida por Minorbis -la filial creada por Magtel ex profeso para optar a la adjudicación de la mina- a AMC Mining Iberia S.L.U. -filial, a su vez, de Grupo México- por un importe de 1.210.000 euros.
A modo de concepto, la empresa controlada por los hermanos López Magdaleno factura este millón largo de euros como «honorarios por servicios de coordinación previa» a AMCMining Iberia (que es lo mismo que decir Grupo México) «para el desarrollo e impulso del proyecto de explotación de la reserva minera de Aznalcóllar».
La factura aparenta ser una comisión en toda regla por las gestiones realizadas para lograr la adjudicación de la mina ante la Junta, con la que según los investigadores de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional Magtel tenía relaciones privilegiadas.
Precisamente, las sospechas de los investigadores apuntan a que el grupo empresarial con sede en Córdoba pudo valerse de sus conexiones con el gobierno autonómico socialista -a través, fundamentalmente, de varios ex altos cargos- para lograr la mina, un presunto caso de tráfico de influencias que iría mucho más allá.
Tanto como para poner en cuestión los 23,6 millones de euros que entre 2009 y 2011 recibió el conglomerado empresarial de la familia López Magdaleno de la Junta en concepto de subvenciones públicas, así como los 28,3 millones recibidos de las mismas arcas públicas en forma de préstamos. Todo ello está siendo investigado ahora mismo por la Policía.
El papel de supuesto conseguidor de Magtel viene avalado, además, por el hecho de que pese a que fue el rostro visible del consorcio Minorbis-Grupo México al que la Junta dio los derechos mineros de Aznalcóllar el 25 de febrero pasado, la sociedad que finalmente se ha hecho con el control del yacimiento, Minera Los Frailes S.L. la constituyó Grupo México como única propietaria.
Sólo con posterioridad, la multinacional mexicana dio entrada a Minorbis mediante la venta simulada de un participación muy minoritaria. En concreto, Grupo México pagó a Magtel por sus «servicios» en el concurso minero con acciones de Minera Los Frailes.
Así se refleja en la documentación en poder de EL MUNDO de Andalucía, entre la que se incluye una escritura notarial de compraventa de 13.049 participaciones que representa apenas el 1,30% del capital social de Minera Los Frailes S.L., un porcentaje que como mucho podría haber ascendido al 2,688% en virtud de un pacto entre los socios que contemplaba la posibilidad de adquisición por parte de Magtel de más acciones, aunque esto no está acreditado.
En definitiva, Grupo México controla entre el 98,7 y el 97,3% de Minera Los Frailes, la sociedad a la que la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo adjudicó la mina de Aznalcóllar en el polémico concurso llevado a los tribunales por la otra aspirante, Emerita Resources, y Ecologistas en Acción.
Hay otro detalle que llama sobremanera la atención en este rosario de operaciones mercantiles, que buena parte de ellas se llevaron a cabo el mismo día, el pasado 11 de mayo, precisamente la fecha límite establecida por la Junta de Andalucía para que los ganadores del concurso aceptasen formalmente la adjudicación.
El día 11 está fechada la factura emitida de Minorbis por sus «servicios» a Grupo México y ese mismo día se lleva a cabo ante el notario Andrés de la Fuente la cesión de acciones a la filial de Magtel como pago.
En el escrito presentado por Minorbis-Grupo México para aceptar los derechos mineros, los adjudicatarios ponen de manifiesto sus reticencias a asumir el yacimiento en esa fecha y que lo hacen por imposición de la Dirección General de Minas, que rechazó dos solicitudes pidiendo una prórroga del plazo oficial.
Sólo tras agotar las opciones, Minera Los Frailes aceptó la mina y en unas pocas horas cerró operaciones de compraventa y acuerdos societarios, entre los que estaba el pago de la comisión a Magtel.