domingo, 16 de agosto de 2015

CCOO-A se instala en los 'números rojos'

En condiciones normales, para alguien decente y de izquierdas esta notícia debería ser una mala nueva. Sin embargo, si pensamos que CCOO-A es uno de tantos orgánulos del Regimen Andaluz del que se ha beneficiado -y bien- mediante dinero público mientras miraba para otro lado en los graves expolios al parado permitidos por la Junta, pues que quiere que les diga...¡Se siente ; ) !

Por cierto, estos colegas apoyan la Ley de Reforma del Sector Público Andaluz, la conocida como la Ley del Enchufe de los sociatas...¡ se siente ; )  al cuadrado!

La mamela ya no fluye como antaño...




LABORAL

El sindicato ha despedido a 95 trabajadores en el plazo de dos años

CCOO-A se instala en los 'números rojos'

  • Prevé perder este año 1,7 millones, que se sumarían a los 6,7 de los dos últimos ejercicios

  • Despide a 10 trabajadores y les aplica la reforma laboral contra la que se movilizó.

  • Presentan un conflicto colectivo contra CCOO por modificación de condiciones laborales


     
  • Ver más
El hundimiento de los ingresos por cuotas de afiliados, la reducción de las subvenciones no finalistas y la caída de la facturación de los servicios jurídicos están estrangulando la economía de CCOO-A, que ha pasado de repudiar la reforma laboral a aplicarla sin tapujos al indemnizar a los últimos trabajadores a los que ha puesto en la calle.
El sindicato aligera sus gastos de personal con el despido de una decena de trabajadores y la consolidación de la reducción al 50% de la jornada y el sueldo a una parte de sus empleados en un intento de taponar la hemorragia económica que sufre. Es una vuelta de tuerca más tras el ERE extintivo que afectó a 85 trabajadores hace ahora justo dos años, cuando también se le redujo la jornada y el sueldo a 152 empleados y el 23% del salario a otros 102.
De no cambiar la tendencia en el segundo semestre, el sindicato cerrará este ejercicio con unas pérdidas de 1,7 millones, como reconoce la secretaría de Organización y Finanzas en la carta con la que ha comunicado la modificación sustancial de las condiciones de trabajo a parte de su plantilla. Ese déficit se sumaría a los dos millones registrados en 2014 y a los 4,73 millones de 2013, lo que totaliza casi 8,5 millones en tres años.
La realidad ha puesto al descubierto que la estructura levantada por CCOO-A en los años de abundancia de subvenciones públicas tenía los pies de barro. Cuando la afiliación se ha desplomado por la crisis económica, han menguado las ayudas y la Administración se ha retrasado en el pago, el problema económico estaba cantado.
Como viene informando EL MUNDO de Andalucía, CCOO-A acumula cuatro años de descenso continuado de los ingresos por cotizaciones de sus afiliados. En 2014, el sindicato sumó por esa vía 8.461.253,68 euros, un 6,4 por ciento menos que en 2013 (9.039.333,50 euros). La caída es del 23 por ciento en comparación con 2010, cuando la aportación de sus militantes representó 10.998.618,09 euros.
La organización que dirige Francisco Carbonero admite que la afiliación -su principal vía de financiación- «sigue cayendo», pero a una «tasa de descenso menor» que en ejercicios precedentes.
No ha trascendido el número actualizado de cotizantes con que cuenta hoy el sindicato, que tenía 194.497 a finales de 2009 y 167.498 al cierre de 2012. La pérdida de afiliación sigue sin tocar suelo, lo que permite pensar que se aproximará al entorno de los 150.000.
Con lo que ingresa CCOO de sus afiliados (8.461.253,68 euros en 2014), sólo tiene para hacer frente a los gastos de personal (8.438.262,19 euros el pasado año).
Justo dos años después del duro ajuste laboral que aplicó, lo que le permitió reducir un 39,6% su principal partida de gastos, el sindicato ha vuelto a recurrir a los despidos para evitar que las pérdidas se desboquen en vez de explorar otros caminos.
Los elegidos han sido esta vez diez empleados de la asesoría jurídica (abogados, graduados sociales y administrativos), justificado por el sindicato por la desproporción existente entre los ingresos que genera este servicio y los gastos de funcionamiento del mismo. El pasado año, el déficit fue de 1,53 millones.
En estos despidos, CCOO se ha reflejado en el espejo de sus propias contradicciones. La organización ha sido muy crítica con la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Rajoy en 2012 al abaratar el despido, pero ha recurrido a ésta a la hora de calcular las indemnizaciones de los despedidos: 20 días por año de servicio con un tope de 12 mensualidades. Algunos de los afectados llevaban más de 16 años en el sindicato.
La medida ha ido acompañada de la consolidación de la reducción del 50% de sueldo y jornada a los trabajadores que empezó a aplicarse en 2013 sin haber abierto, pese a tratarse de un sindicato, el correspondiente periodo de consultadas con la representación de los trabajadores para analizar las razones y buscar alternativas para reducir los efectos de la medida.
Según ha podido conocer este periódico, un grupo de 33 afectados ha formulado ya, ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), demanda de conflicto colectivo por modificación sustancial de condiciones de trabajo contra la confederación sindical de CCOOO y otras 14 federaciones, empresas y fundaciones vinculados al mismo.