jueves, 17 de octubre de 2013

UGT pidió que un constructor le trajera 54.000 euros en «bolsas de basura negras»

!!!!Le dijimos en bolsas NEGRAS,!!!!!!


UGT pidió que un constructor le trajera 54.000 euros en «bolsas de basura negras»

Día 17/10/2013 - 14.24h
Temas relacionados

En febrero de 2012 el sindicato ingresó en la caja el dinero en metálico como «devolución de anticipos» de un empresario que utilizó a un carpintero como «correo»

Un misterioso constructor que paga importantes sumas de dinero a UGT Andalucía sin que quede claro el motivo. Un «correo», carpintero de profesión, que se dedica, en nombre del supuesto empresario, a traer y llevar miles de euros a la sede regional y que, en efecto, quedan registrados en la caja del sindicato. Hasta el punto de que un empleado del departamento de Compras de UGT-A sugiere en un correo electrónico a otro administrativo de Contabilidad que «se traiga unas bolsas de basura de estas negras para meterlo». Tan insólitos detalles componen un nuevo episodio de la caótica gestión contable de la organización. La juez que instruye el caso de los ERE fraudulentos, Mercedes Alaya, investiga el supuesto desvío de fondos públicos a comidas y reuniones del sindicato.
El 27 de enero de 2012, un empleado del departamento de Contabilidad de UGT-A da cuenta al responsable del departamento de Compras de que «Pepe el carpintero tiene que ingresar por caja el lunes 54.369,07 euros como “devolución anticipos Guillermo Granado Cárdenas”». El importe coincide hasta en los céntimos con la base imponible de una factura de Construcciones y Reformas Reyna, que pocos meses antes había sido contratada por el sindicato para mantener las aulas destinadas a formar a desempleados, sufragadas con subvenciones de la Junta. El concepto que figura en la citada factura es el de «reparación y conservación sedes UGT». La respuesta del jefe de Compras no tiene desperdicio: «Pues vale, dile por favor que se traiga unas bolsas de basura de estas negras para meterlo».
El ingreso del constructor quedó registrado en la caja del sindicato el 3 de febrero de 2012, de la que salían los sobresueldos de la ejecutiva regional. El dinero en metálico llegó, en efecto, a la sede regional en Sevilla, según el libro de contabilidad. Pero se desconoce si lo hizo almacenado en bolsas de basura, como sugirió el empleado «ugetista».
ABC contactó ayer con José Labrador, el carpintero que utilizaba para mover el dinero. Éste no quiso dar detalles, salvo que el dinero procedía de un «contratista» de UGT-A y que el tal Guillermo Granados «tenía una empresa de construcción» que ya cerró.