La investigación de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía sobre el fraude en los cursos para desempleados en Andalucía afronta su recta final con profundos cambios en las estimaciones iniciales de los agentes. Según fuentes cercanas a la operación Edu consultadas por El Confidencial, las diligencias practicadas hasta ahora permiten concluir que patronales, sindicatos, sociedades mercantiles y particulares habrían malversado más de 3.000 millones de euros en subvenciones públicas para el empleo, un 50% más de lo que calculó la UDEF en un principio.
Si la cifra acaba siendo confirmada en los tribunales, el caso Edu se convertirá en el mayor escándalo de corrupción de la historia reciente de España por volumen de fondos defraudado, superando incluso a la mastodóntica operación Malaya contra el urbanismo irregular en la Costa del Sol, que con 2.812 millones de euros ostenta en la actualidad ese dudoso mérito.
Como adelantó en exclusiva este diario el pasado 15 de abril, los investigadores de la UDEF consideraban inicialmente que el fraude en los cursos para desempleados podía alcanzar los 2.000 millones de euros. Manejaban suficientes indicios para sostener que al menos la mitad de las acciones formativas programadas en territorio andaluz para luchar contra el desempleo habían incumplido alguno de los criterios necesarios para ser subvencionadas con fondos públicos o ni siquiera habían llegado a celebrarse.
El fraude se dispara
Esas estimaciones provocaron un aluvión de desmentidos por parte de la Junta de Andalucía, que las consideró desproporcionadas y aseguró que sólo se habían producido irregularidades en un número reducido de expedientes. Sin embargo, puede afirmarse ahora que esas primeras cifras fueron demasiado conservadoras.
Fotografía de archivo de Ángel Ojeda.Fotografía de archivo de Ángel Ojeda. Tras ocho meses de averiguaciones sobre el terreno, los expertos en delitos económicos de la Policía han concluido que la tasa de fraude real en los cursos para desempleados se sitúa por encima del 80%. Las irregularidades habrían tenido una incidencia masiva en las ocho provincias, provocando la malversación de más de 3.000 millones de euros, una cantidad muy superior a la que manejaban en un primer momento los investigadores.
El volumen del fraude aún puede sufrir nuevas revisiones al alza en las próximas semanas. Las pesquisas han entrado en su recta final pero los funcionarios de la Brigada de Delincuencia Económica y Fiscal de la UDEF siguen tomando declaración a implicados en la trama. El pasado mes de octubre interrogaron a más de 3.500 alumnos inscritos en cursos irregulares y, en estos momentos, están terminando de responder a sus cuestiones 700 tutores supuestamente contratados para acciones formativas bajo sospecha. Por lo pronto, la operación Edu ya ha provocado la detención de más de medio centenar de empresarios, entre los que se encuentra el exconsejero de Hacienda de la Junta Ángel Ojeda Avilés.
Más de 1.000 millones fuera de control
Gran parte del dinero defraudado habría acabado en los bolsillos de los organizadores de los cursos mediante la elaboración de facturas falsas, la inscripción de falsos alumnos y el incumplimiento de los requisitos obligatorios impuestos por la Unión Europea para garantizar la calidad de las formaciones. Los investigadores han detectado una larga lista de irregularidades que se repiten convocatoria tras convocatoria.
Pero la UDEF sostiene que otra gran parte de los fondos malversados pudo terminar en cuentas corrientes de altos cargos de los últimos Ejecutivos socialistas de la Junta. Los expertos en delitos económicos de la Policía aún no han logrado localizar más de 1.000 millones de euros de fondos públicos que debían haber servido para financiar acciones formativas pero que en realidad nunca llegaron a su destino.

http://www.elconfidencial.com/espana/2014-12-26/la-udef-eleva-a-3-000-millones-el-fraude-de-los-cursos-en-andalucia-un-50-mas_599663/